Foto: Pixabay/efes.

Esta iniciativa se une a el anuncio de la empresa de convertirse en 'carbono negativo' para el 2030.

En vísperas del Día Mundial de la Tierra, la tecnológica Microsoft ha dado un paso más en su compromiso medioambiental con nuevas medidas, y ofrecerá acceso a su tecnología de inteligencia artificial a los expertos que trabajan para mejorar el medioambiente.

Se trata del segundo gran paso de la empresa en 2020 dentro de su estrategia “AI for Earth” (Inteligencia Artificial para el Planeta) para mejorar la sostenibilidad mundial, después de que el anterior compromiso fuera convertirse en 2030 en una empresa “Carbon negative” o libre de carbono.

El Día de la Tierra se celebra en todo el mundo el 22 de abril, una fecha que este año se celebra en medio de una pandemia “que está poniendo a prueba casi todos los aspectos de nuestra economía y sociedad globalizada”, aunque al mismo tiempo muestra “la resiliencia” de la naturaleza.

El nuevo plan de Microsoft consta de cuatro principios. En primer lugar, Microsoft trabajará en la recopilación de datos medioambientales de todo el mundo y los procesará con tecnología de computación y aprendizaje automático en la plataforma “Planetary Computer”.

Dicha plataforma dará acceso a miles de millones de datos recolectados por personas y máquinas sobre el espacio, el cielo, la tierra y/o el agua, y permitirá búsquedas por ubicación geográfica en lugar de por palabras clave además del acceso a herramientas de aprendizaje automático.Foto: Pixabay/Kareni

Esta plataforma proporcionará respuestas a preguntas críticas que se plantean a diario los científicos, las organizaciones de conservación medioambiental y las empresas, de las que, sin embargo, no obtienen fácilmente una respuesta.

Asimismo, aportará conocimiento a las organizaciones de conservación de fauna y flora silvestres; además, de información, datos por satélite y algoritmos de predicción para la adopción de decisiones a los responsables de las tierras y a los agricultores sobre recursos hídricos y frente al cambio climático.

Microsoft permitirá igualmente utilizar esta plataforma a socios y clientes para desplegar tecnología digital que ayude a la toma de decisiones medioambientales, abogará por iniciativas públicas que midan y administren los ecosistemas y asumirá la responsabilidad de su huella ecológica.

Fuente:www.eltiempo.com

Los vallecaucanos, que ya cuenta con la App web Calivallecorona.com, tendrán una nueva herramienta tecnológica que llega para rastrear y contener el avance del coronavirus en la región.

Se trata de ‘Ruta de vida’, una App con la que podrán por medio de la geolocalización, identificar los niveles de riesgo que tienen las personas al salir de sus hogares. En los próximos días esta podrá ser descargada a través de Calivallecorona, impulsada por el Gobierno departamental.

"Vamos a poder mirar a través del registro si alguna persona estuvo en contacto con un asintomático o contagiado de Covid-19. ‘Ruta de vida’ lo que hace es encontrar de dónde viene el virus y hacia dónde va, así pretenderemos contener el virus con un aislamiento de los sospechosos”, señaló Andrés David Valencia, jefe de innovación y desarrollo de LiDaARit.
Según el secretario de las TICS del Valle, Carlos Hernán Ocampo, precisó que la aplicación funcionará por medio de colores e incluso, podrá mostrar información en residencias, sitios de trabajo y transporte público.

“La idea con esto es que podamos tener un mejor control sobre el tránsito de las personas, que los vallecaucanos no vayan a tener ningún inconveniente y puedan disminuir las posibilidades de contagio. Siempre tendrán en la App un color, el verde significa que pueden movilizarse con toda libertad, de lo contrario deberán realizarse en ‘Calivallecorona’ la autoevaluación cada 12 horas”, indicó el secretario Carlos Hernán Ocampo.

La invitación es para que la comunidad, los gremios, las entidades públicas y privadas, utilicen esta aplicación que servirá para verificar y proteger la salud de sus trabajadores.

Fuente: https://www.valledelcauca.gov.co

 

Hong Kong (CNN Business) — Imagina que tu rutina diaria depende completamente de una aplicación de tu celular. Salir de su casa, tomar el metro, ir a trabajar, entrar a cafeterías, restaurantes y centros comerciales: cada movimiento, dictado por el color que se muestra en la pantalla. Verde: puedes seguir. Ámbar o rojo: tienes prohibido entrar.


Esto ha sido una realidad para cientos de millones de personas en China desde la mitad de la crisis por el nuevo coronavirus, y aún podría seguir así en el futuro previsible, mientras el país lucha por recuperarse de la pandemia.

Confiando en la tecnología móvil y los grandes datos, el Gobierno chino ha utilizado un sistema de “código de salud” basado en colores para controlar los movimientos de las personas y frenar la propagación del covid-19. Los códigos de respuesta rápida generados automáticamente, comúnmente abreviados a códigos QR, se asignan a los ciudadanos como un indicador de su estado de salud.

Aunque las autoridades aún tienen que hacer que los códigos de salud sean obligatorios, en muchas ciudades, los ciudadanos sin la aplicación no podrían abandonar sus complejos residenciales o ingresar a la mayoría de los lugares públicos.

Tres meses después, con el virus contenido en gran medida y las medidas de bloqueo levantadas gradualmente en la mayor parte de China, los códigos cuadrados de barras siguen funcionando y aún gobiernan la vida de las personas.

Siguiendo el ejemplo de China, otros gobiernos también han recurrido a una tecnología similar para combatir el virus. Singapur lanzó, el mes pasado, una aplicación para teléfono inteligente de rastreo de contactos, que permitiría a las autoridades identificar a las personas que han estado expuestas a pacientes con covid-19. El gobierno de Japón está considerando la adopción de una aplicación similar. Moscú también ha instaurado un sistema de código QR para rastrear movimientos y hacer cumplir su bloqueo por el nuevo coronavirus.

¿Cómo funciona?

El Gobierno chino ha solicitado la ayuda de los dos gigantes de internet del país, Alibaba y Tencent, para alojar los sistemas de códigos de salud en sus populares aplicaciones para teléfonos inteligentes.

La aplicación de pago móvil de Alibaba, Alipay, y la aplicación de mensajería de Tencent, Wechat, son ubicuas en China, cada una utilizada por cientos de millones de personas. Poner los códigos de salud en estas plataformas significa un fácil acceso para muchos.

Hangzhou, una ciudad costera en la provincia oriental de Zhejiang, donde se encuentra la sede de Alibaba, fue una de las primeras ciudades en usar los códigos de salud para decidir qué ciudadanos deberían entrar en cuarentena. El sistema fue lanzado el 11 de febrero por Alipay.

Para obtener un código de salud, los ciudadanos deben completar su información personal, incluido su nombre, número de identidad nacional o número de pasaporte y número de teléfono, en una página de registro. Luego se les pide que informen su historial de viaje y si han entrado en contacto con pacientes confirmados o sospechosos de covid-19 en los últimos 14 días. También deben marcar las casillas para detectar cualquier síntoma que puedan tener: fiebre, fatiga, tos seca, congestión nasal, dolor de garganta o diarrea.

Después de que las autoridades verifiquen la información, a cada usuario se le asignará un código QR en rojo, ámbar o verde.

Los usuarios con un código rojo deben pasar a cuarentena o autocuarentena del Gobierno durante 14 días. Los usuarios con un código ámbar serán puestos en cuarentena durante siete días, mientras que los usuarios con un código verde pueden moverse libremente por la ciudad, dice un comunicado emitido por las autoridades de Hangzhou.

Los códigos de salud también pueden servir como un rastreador de los movimientos de las personas en áreas públicas, ya que los residentes tienen sus códigos QR escaneados al ingresar a lugares públicos. Una vez que se diagnostica un caso confirmado, las autoridades pueden retroceder rápidamente donde ha estado el paciente e identificar a las personas que han estado en contacto con esa persona.

Una persona familiarizada con el desarrollo de los códigos de salud en Alipay le dijo a CNN Business que el sistema fue desarrollado y operado por agencias gubernamentales, y Alipay solo proporciona la plataforma y asistencia técnica.

Tencent también desarrolló un sistema de código QR de salud similar en Wechat, introducido por primera vez a principios de febrero, en la ciudad sureña de Shenzhen, donde se encuentra la sede de Tencent.

¿Cuáles son los problemas?

Al igual que con todos los productos de tecnología, la aplicación de salud no es perfecta: puede cometer errores y asignar a los usuarios el código de color incorrecto, y obligar a las personas equivocadas a ponerse en cuarentena.

En Hangzhou, la ciudad donde se instauraron, por primera vez, los códigos de salud de Alipay, algunos residentes se han quejado, en las redes sociales, de que se les dio el código rojo por la razón incorrecta, como marcar “nariz tapada” o “fatiga” en la página de registro, a pesar de que también son síntomas del resfriado común y de gripe.

Pocos días después de su lanzamiento, las autoridades de Hangzhou dijeron, en un comunicado, que la línea directa del alcalde había recibido demasiadas llamadas de personas que tenían preguntas sobre sus códigos y, por lo tanto, había establecido una aplicación en línea para las personas que exigían una revisión de sus códigos asignados.

Mientras los chinos continúan viajando bajo el levantamiento de las medidas de cierre, ha surgido otro problema: no todas las ciudades y provincias reconocen los códigos de salud de las demás.

Aunque todos los códigos QR vienen en los mismos tres colores y son desarrollados por las mismas compañías, se basan en diferentes bases de datos de covid-19 establecidas por las autoridades locales.

Debido a que las bases de datos no se comparten entre los gobiernos locales, y debido a que diferentes gobiernos pueden tener diferentes estándares para asignar los colores, algunos se han mostrado reacios a reconocer los códigos de salud de otros lugares, según el medio estatal Daily Legal.

Algunas ciudades ya han comenzado a eliminar los códigos de salud de algunas partes de la vida de los residentes.

En Hangzhou, donde se implementaron los códigos QR, por primera vez, el Gobierno anunció, el 21 de marzo, que ya no se requiere que los residentes muestren sus códigos de salud en lugares públicos, como estaciones de metro, centros comerciales y hoteles.

Pero en muchos otros lugares, como Beijing y Shanghái, los pequeños códigos cuadrados de barras aún deciden a dónde pueden ir o no las personas en su vida diaria.

Fuente: https://cnnespanol.cnn.com/

pdi-blanco.png

Calle 36 No. 128 - 321, Business Center Edificio A, Zona Franca Zonamerica

Telefono +57 302 384 93 24

Santiago de Cali, Valle del Cauca, Colombia