Displaying items by tag: Ciudades inteligentes

Conozca cómo identificar el engaño y qué puede hacer si le llega un correo sospechoso.

Los ciberdelincuentes cada vez usan estrategias más especializadas para engañar a sus víctimas.

Actualice sus detalles de pago ”,“ Su cuenta ha sido bloqueada ”,“ Así puede acceder a un subsidio durante la cuarentena ”son algunas estrategias que usan los ciberdelincuentes  para llamar la atención de las personas a través de correos maliciosos y robar sus datos.

 

El 'phishing', como es conocido este tipo de engaño, busca robar la información de usuarios y contraseñas, datos  Actualice sus detalles de pago ”,“ Su cuenta ha sido bloqueada ”,“ Así puede acceder a un subsidio durante la cuarentena ”son algunas estrategias que usan los ciberdelincuentes  bancarios o de redes sociales para luego venderlas. La estrategia consiste en enviar un correo, que pareciera de una entidad bancaria, red social, entre otros, para informarle que tiene un problema.

 

Estos mesajes siempre incluyen un enlace que a simple vista pareciera confiable y simula el diseño y las caracteristicas del portal web que se menciona. Una vez allí, le solicitan que ingrese sus datos de usuarios, contraseña y, cuando se trata de temas bancarios, la información de su tarjeta de crédito con el fin de restablecer el servicio o solucionar el inconveniente.   

 
“El mensaje más clásico es: 'Tu cuenta ha sido bloqueada, tienes que entrar a este' link 'y completar la información para comprobar tu identidad'”, señala Cecilia Pastorino, especialista en Seguridad Informática de Eset Latinoamérica.
 
Pero esa es solo una de las modalidades que usan los atacantes para llamar la atención de sus víctimas. Este es el caso de la pandemia, que se convirtió en pretexto para generar mensajes maliciosos. 
 
Así lo revela el Tanque de Análisis y Creatividad de las TIC (TicTac), de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones al indicar que entre la última semana de marzo y la primera de abril, en Colombia los ciberataques aumentaron en 37 por ciento por la coyuntura del  c oronavirus .
 
En este periodo de tiempo se detectaron 195 páginas web para robar y estafar, indica la Policía Nacional.
 
De la misma manera, cifras del TicTac muestran que en el primer trimestre de 2020 se denunciaron 804 cases de 'phishing' en el país,  un 204 por ciento más que los registrados en ese mismo periodo de 2019, cuando se reportaron 235. 
 
Nuevas temáticas
 
Esta situación se ve reflejada en las decenas de correos maliciosos detectados en los últimos meses referentes al covid-19. En abril pasado, Google aseguró que en promedio cierra 18 millones de correos maliciosos en Gmail referentes a la pandemia. 
 
La compañía precisó que los ciberdelincuentes se hacen pasar por organizaciones gubernamentales como la OMS para sus estrategias.
 
Entre estas se encuentra el tema de la vacuna, según lo revela un informe realizado por la compañía Check Point, el cual muestra que  entre junio y julio se han duplicado las páginas web relacionadas con la vacuna para el SARS-CoV-2.
 
En los asuntos de los correos se han usado mensajes como “Carta de información urgente: covid-19 nuevas vacunas aprobadas”. Estos tienen adjuntos archivos de Excel que descargan un 'software' malicioso que se queda con la información personal en el equipo. 
 
“Los atacantes utilizan esto para engañar a la gente, porque es un tema que está en boca de todos y preocupa. El 'phishing' se basa en las emociones, entonces lo que busca el atacante es que la persona de alguna manera se bloquee por una emoción y realiza la acción que el atacante quiere ”,  dice Pastorino, quien asegura que“ lo mismo ocurre con fechas como Navidad o Black Friday ”.
 
Los delincuentes también tienen entre sus repertorios mensajes en los que informan un determinado premio o una promoción.

Así mismo,  se hacen pasar por empresas como Netlflix, Spotify, Amazon Prime, Adidas, entre otras. Precisamente, empresas de ciberseguridad indicaron que se identificó una campaña de correos maliciosos que tienen el asunto "Alerta de notificación", en donde indican que la persona tiene una deuda acumulada con la plataforma de Netflix, lo cual llevará a la suspensión del servicio.

El correo incluye un botón que dirige a una página falsa que tiene las mismas características de la original y pide actualizar los datos de pago.

“Lo que buscan los atacantes es ganar dinero al robar información de los usuarios, y esa información la van a cambiar o vender en el mercado negro por dinero. Por ejemplo, por números de tarjetas de crédito pueden recibir entre 10 y 13 dólares;por cuentas de Gmail y de redes sociales, unos 10 dólares ”, explica Pastorino.

"Por los números y datos de tarjetas de crédito pueden recibir entre 10 y 13 dólares; por cuentas de Gmail y de redes sociales, unos 10 dólares por cada una"

¿Que Hacer?

Si a su bandeja de entrada le llega un correo inesperado de cuyo origen no está seguro,  lo mejor que puede hacer es ignorarlo y eliminarlo, no importa qué tan tentador puede llegar a ser el asunto.

En el caso de que entre al mensaje y lo dirija a un enlace, revíselo bien. Vaya a la barra superior y verifique cuál es la dirección, observe si tiene algún número o letra distinta a la página que usted conoce. Si no coinciden, cierre la página e intente reportarla.
 Una estrategia práctica al recibir un supuesto mensaje de su banco no es acceder al enlace que le muestra, vaya directamente a la página de la entidad; si al ingresar a su cuenta esta no le muestra ningún informe, lo más seguro es que se trata de 'phishing'. 

Otra de las recomendaciones, señala Pastorino, es estar atento a los mensajes recibidos, pensar 'si ese correo lo estoy esperando o me llegó porque sí'.

“Identifique si es un correo dirigido a usted, si tiene su nombre y apellido, o es un correo genérico como: 'Estimado cliente, visitante o usuario'”,  agrega.

No descargue archivos adjuntos de mensajes de los que usted no tiene seguridad, ya que pueden contener virus.

Si cayó en la trampa de los atacantes , lo mejor que puede hacer, si se trata de datos bancarios, es comunicarse con su entidad financiera para que bloquee los servicios.  Si es de su correo o red social, cambie su contraseña en el menor tiempo posible.

Fuente:  www.eltiempo.com

Published in Otras Fuentes

El prototipo ha causado curiosidad entre los seguidores de la tecnología y la inteligencia artificial.

El Real Instituto de  Tecnología de Melbourne (RMIT) y La Universidad de Monash , desarrollaron en conjunto unas gafas de realidad aumentada con ayuda de inteligencia artificial, con la cual quieren lograr leer y visualizar las emociones del ser humano.

Mediante el reconocimiento y la  detección de las señales emocionales , estas gafas podrían visualizar cada impresión que pueda tener una persona, en un entorno de realidad aumentada.

El dispositivo recibe el nombre de Neo-Noumena, y es un  sistema que utiliza una interfaz cerebro-computadora, inteligencia artificial  y realidad aumentada para leer los estados emocionales.

 

 

Con la ayuda de estos dispositivos, se analizarán las señales del cerebro y dicha información será enviada a un sistema que analiza y  categoriza la información para luego enviar una representación  visual a la pantalla de las gafas, de ese estado de ánimo.

Los desarrolladores destacaron que “con nuestro trabajo, mostramos cómo diseñar tecnología interactiva para ayudar a las personas a estar  más sintonizadas con sus emociones , así como comprender y responder mejor a los sentimientos de los demás”.

Funcionan como una herramienta para usar en conjunto con otra persona, y así las dos pueden reflejar sus sentimientos y aprender cómo funciona este dispositivo.

Hasta el momento, solo es un prototipo y 10 personas lo han probado obteniendo buenos resultados “además, descubrimos que las  medidas de competencia emocional demostraron un aumento estadísticamente significativo  en la capacidad de los participantes para las emociones regulares interpersonalmente”, dijeron los investigadores.

El objetivo de Neo-Noumena es tratar de mejorar la comunicación emocional cara a cara, quiere decir, son un mecanismo para "ver" las emociones de la persona que tenemos delante.

 

Fuente: www.semana.com 

 

 

 

Published in Otras Fuentes
Martes, 11 Agosto 2020 16:58

El mañana sin humanos.

Mientras los simples mortales vivimos en incertidumbre por el futuro, un nuevo lenguaje de Inteligencia Artificial (IA) construye universos digitales en tiempo real.

Poco o nada sabemos sobre las bases que soportarán el futuro de nuestra especie. Esperamos que la tecnología nos traiga el bienestar que la ciencia ficción nos prometió y apostamos para que sea un pilar fundamental de nuestras vidas, pero, a pesar de ello, no estamos tan interesados en conocer las minucias de cómo funcionan los bits y los bytes seguramente alguien más sabrá cómo mantenerlos a raya, ¿o no?.

OpenAI, organización dedicada a la investigación y generación de protocolos abiertos y gratuitos para el desarrollo de inteligencias artificiales, presentó su nuevo modelo de lenguaje, llamado GPT-3, gracias al cual se puede tener una comunicación fluida con una máquina, usando lenguaje natural, para que esta responda, bien sea hablando o ejecutando tareas.

Hasta aquí el tema no suena muy distinto a usar los asistentes virtuales de Google o Amazon, salvo porque las capacidades de GPT-3 logran, por ejemplo, hacer que con una instrucción tan sencilla como "incluir un botón que sume y otro que reste para que al final me genere un balance" literalmente así de sencilla, en cuestión de segundos, se cree una aplicación que calcule ingresos y gastos.

Bienvenidos al mundo del mañana, donde el universo se re-crea a gusto del consumidor y se simplifica por comandos de voz.

Que todavía no está tan avanzada: es verdad; que no todo el mundo tiene acceso: tal vez, dados los conocimientos técnicos base que se requieren para operar el lenguaje; que nosotros sabremos ponerle límites: no me atrevo a apostar por ello.

Un interesante uso de GPT-3 es Wise Beign, un sistema conversacional de IA basado en este lenguaje, que tiene entre sus logros el haber leído todos los libros de acceso público del mundo y los documentos que conforman Wikipedia. Al conversar con el sistema, un periodista de Medium dijo: “Tenemos un problema en nuestra sociedad, ¿cómo ves que la economía global cambie después de que la IA general reemplace el trabajo humano en los procesos de producción?” A esto, la IA respondió amablemente: “Cuando la IA general se vuelve lo suficientemente barata como para reemplazar a los humanos en todos los trabajos del mundo, nadie puede darse el lujo de no cambiar. Este será un momento de transformación” (Medium, ‘The Left vs. the Right’).

Soldado advertido no muere en guerra, dice el adagio popular, pero lo cierto es que ese "momento de transformación" está pasando junto a nosotros y no nos hemos percatado.
 

En la conversación, Wise Beign continúa hablando sobre el futuro que ve para la especie humana —que incluye ya no tener que trabajar por dinero, sino recibir un ingreso básico entregado por el Gobierno—. Esta mirada resulta casi cándida, pensando en que volveremos a la cotidianidad de la Antigua Grecia, donde las artes y las ciencias eran el foco de las actividades diarias de los padres de la democracia. Aunque no podemos olvidar que, en aquellos tiempos, eran esclavos y no máquinas quienes llevaban el peso del avance.

Crear aplicaciones, sitios web, documentos legales y hasta columnas de opinión, escribiendo las dos primeras líneas y dejando que la IA complete el texto... Así pinta el futuro y se construye en segundos. Lo complejo es que seguimos demostrando nuestro interés como especie por quitarnos tareas, que algunas bien pueden ser ejecutadas por máquinas, pero otras podrían terminar relegándonos frente a ellas.

Dato curioso de cierre: OpenAI, creadora del lenguaje GPT-3, es una compañía fundada, entre otros, por Elon Musk (creador de Tesla, SpaceX y Neuralink) y Sam Altman (expresidente de la aceleradora Y Combinator). Entre las actividades más populares impulsadas por la empresa están las competencias RoboSumo, en las que equipos de desarrolladores pelean con robots que integran IA, demostrando su capacidad de aprender del entorno y de cómo reaccionar ante "blancos" predefinidos.

 

Fuente: www.dinero.com

Published in Otras Fuentes
Jueves, 18 Junio 2020 06:58

¿Cómo serán las ciudades del futuro?

Sokwoo Rhee explica el uso de nuevas tecnologías e inteligencia artificial en las ciudades.Sistemas integrados, transporte autónomo, casas robotizadas y energía solar. Así sería Woven City, la ciudad que Toyota planea construir el próximo año en Japón.

Las Naciones Unidas estima que para el año 2050 casi el 70 por ciento de la población mundial vivirá en las ciudades. Eso es más de las tres cuartas partes del mundo.


No hay duda de que las urbes son el futuro: impulsan la innovación, la creación de empleos y el crecimiento económico. Pero hay una paradoja: la vida urbana también es muy costosa, intensifica la desigualdad social y contribuye a la contaminación ambiental.

Por esto, expertos se han dedicado a investigar y a diseñar las ‘ciudades del futuro’, mejor conocidas como ‘ciudades inteligentes’.

Un tema que toma importancia a propósito de la reactivación económica y social de grandes ciudades en el mundo, en medio de la pandemia de covid-19.

Sokwoo Rhee es un pionero en la creación de tecnologías que promueven el internet de las cosas, que es conectar objetos cotidianos con la red. En el 2004 formó parte de la lista de ‘Mejores innovadores menores de 35 años’ del Instituto Tecnológico de Massachusetts.

Desde el 2014 trabaja en el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, una agencia del Gobierno de Estados Unidos, donde lidera un departamento que utiliza nuevas tecnologías, como una red eléctrica inteligente para fomentar el desarrollo de las llamadas ciudades inteligentes.

Actualmente, ese departamento ha generado más de 250 proyectos de innovación urbana en 25 países. Rhee nos habla de algunos de esos proyectos.

¿Cómo es una ciudad inteligente? ¿A qué se parece una ciudad inteligente?

La ciudad inteligente trata de mejorar la calidad de vida utilizando tecnologías avanzadas como internet de las cosas, sistemas fiscales cibernéticos y otras tecnologías como la inteligencia artificial. Finalmente, las ciudades inteligentes deben servir a las personas.

Un ejemplo de cómo la inteligencia artificial puede mejorar la calidad de vida de una ciudad…

La ciudad inteligente busca mejorar la calidad de vida de los ciudadanos con tecnologías avanzadas como el internet de las cosas y la inteligencia artificial.

De modo que primero hay que evaluar las quejas de los ciudadanos en las grandes zonas urbanas, como la cantidad de tiempo que les toma trasladarse de un lugar a otro, o los altos índices de inseguridad pública o de criminalidad.

Por ejemplo, digamos que los ciudadanos de una determinada ciudad pasan una hora estancados en el tráfico. Podemos utilizar la tecnología para reducir ese tiempo en el tráfico a 40 minutos. De eso se tratan las ciudades inteligentes, de proveer mejoras y beneficios tangibles.

Pareciera que usted cree que la solución de los problemas de las ciudades es a través de la tecnología. Pero muchas ciudades no funcionan porque sus gobiernos son corruptos, la burocracia es ineficiente, porque no funcionan las cosas a nivel humano. No es tecnología. Es el ser humano…

La ciudad es un organismo vivo en cierto sentido, porque, obviamente, tienes la pieza de tecnología con la que tienes que trabajar, la infraestructura, pero luego hay gente.

La gente hace políticas y toma decisiones sobre cómo se maneja una ciudad. Así que hay realmente dos lados que tienen que unirse. La tecnología es solo una herramienta.

Cómo utilizar esas herramientas, cómo implementarlas, eso va a depender completamente de la gente. Incluso con la mejor tecnología del mundo, si la gente no evoluciona o la gente no hace su trabajo, no va a ser una ‘ciudad inteligente’.

Denos algunos ejemplos de ciudades que se están haciendo inteligentes, que están mejorando la calidad de vida de sus habitantes.

Hay muchas ciudades que dicen ser las más inteligentes del mundo, o las diez mejores ‘ciudades inteligentes’ del mundo. Siempre se puede pensar en grandes ciudades como Nueva York, Los Ángeles, Chicago y así sucesivamente.

Están haciendo un gran trabajo, pero solo porque tienen más recursos y más experiencia técnica. Al mismo tiempo, hay ciudades más pequeñas como Portland en Oregón, por ejemplo, y Kansas City en cierta medida, que están desacelerando un poco, pero están haciendo un gran trabajo también.

Están trabajando mucho en proyectos de ‘ciudades inteligentes’ para mejorar la calidad de vida de sus residentes, por lo que se piensa en una ‘ciudad inteligente’ como una gran ciudad metropolitana. Eso no es necesariamente cierto. También hay ciudades más pequeñas.

¿Cómo estas grandes megalópolis, como Cairo, Ciudad de México y Bangkok, pueden abaratar los costos de operar la ciudad?

Hay varios ejemplos que me vienen a la mente. El más fácil es el del alumbrado inteligente. En las grandes ciudades siempre hay postes de luz que se encienden en la noche, pero si no hay nadie caminando en las calles, francamente, no es necesario que esos postes estén encendidos.

Lo que hacen es malgastar electricidad. Si se instalaran postes de luz inteligentes con sensores de movimiento que solo se enciendan al detectar a los ciudadanos que pasan caminando, eso ahorraría mucho dinero.

Si alguien dice ‘yo quiero mejorar mi ciudad, ¿cuáles son las tres cosas que debo hacer?’, ¿usted qué le recomendaría?

Primero tienes que entender dónde está tu ciudad en términos de esta infraestructura. Es posible que algunas ciudades ni siquiera estén listas para pensar en la iluminación inteligente porque puede que no haya luz en absoluto. Eso es lo primero.

Una vez que evalúes tu ciudad, lo siguiente es que tienes que entender lo que otras ciudades están haciendo, cuáles son esas prácticas exitosas.

En tercer lugar, cuando se han identificado las mejores prácticas, hay que traer a esos expertos, como arquitectos de ciudades inteligentes, que pueden empezar a trabajar en el proceso de planificación.

Cada vez que se habla de tecnología está el problema de que el desarrollo tecnológico es mucho más veloz que la capacidad de las organizaciones, especialmente de las burocracias del sector público para adaptarse a ese cambio tecnológico.

¿Cómo se puede achicar esa brecha?

Una forma es a nivel empresarial. Cómo estos negocios y empresas pueden trabajar con las ciudades para crear estas asociaciones. La segunda forma es cómo los políticos pueden ver las ciudades en términos de la diferencia de velocidad.

Entonces, desde una perspectiva comercial, las empresas tienen que hacer negocios rápidamente, ya que las ciudades no toman esas decisiones tan rápido. Y eso es por diseño, porque las ciudades están usando dólares de los contribuyentes.

No pueden seguir gastando dinero cuando no saben si habrá retorno. Por lo tanto, necesitan a alguien o algo en el medio, ya sea un gobierno central o sin fines de lucro. Ahí es donde el papel es mediar esas discusiones y ambas partes tienen que entender.

La velocidad de la tecnología o los negocios puede no estar siempre alineada con la velocidad de la operación del gobierno. Desde la perspectiva de los responsables de la formulación de políticas, es sumamente importante considerar los 10 y los 20 años venideros.

Sokwoo Rhee es un pionero en la creación de tecnologías. En el 2004 hizo parte de la lista de ‘Mejores innovadores menores de 35 años’.

¿Sus recomendaciones no serán peligrosas para las ciudades? Porque casi todo lo que usted recomienda tiene que ver con conectividad, con conectar la ciudad con redes internacionales, inclusive de internet, que son vulnerables a ser hackeadas, a tener fallas. ¿Eso no hace más vulnerables y más frágiles a las ciudades?

Hay dos principales vulnerabilidades: los problemas de ciberseguridad y los problemas de privacidad. Los problemas de seguridad tienen que ver con la conectividad, como mencionas. Si todo está conectado, alguien podría hackear el sistema y utilizarlo en contra de los ciudadanos.

Por otro lado, a medida que las ciudades inteligentes recopilan más y más datos de sus ciudadanos surgen preguntas acerca de cómo está siendo utilizada esa data. El problema que tenemos ahora mismo es que los innovadores quieren seguir avanzando a 160 kilómetros por hora.

Mientras tanto, aquellos que trabajan para garantizar la seguridad y la privacidad de los ciudadanos se quejan de los peligros de la tecnología, pensando que solo quejándose van a conseguir detener el paso de la innovación.


Esa no es la manera de hacerlo. Los innovadores y aquellos en los sectores de la seguridad y la privacidad deben trabajar juntos.

Descríbanos un escenario en el cual una ciudad es hackeada. ¿Cómo luce eso?

Puedo pensar en algunos casos. Hace unos años hubo una ciudad que fue pirateada esencialmente, y luego su sistema o su portal, el portal de la ciudad se cerró por completo.

Tomó mucho tiempo, en realidad meses, recuperar los servicios de la ciudad durante ese proceso, los residentes tenían que pagar impuestos o pagar facturas a la antigua usanza.

¿Es malo? No, no lo creo. Quiero decir, la gente a veces puede disfrutar lo que sucedió hace 20 años, pero realmente afectó y obstaculizó el progreso de la ciudad.

En segundo lugar, hace unos años el sistema de notificación de emergencias de una ciudad fue hackeado y encendieron la sirena de emergencia en toda la ciudad. ¿Hubo heridos? No. Solo fue fastidioso.

Pero eso es solo una pequeña muestra de lo que podría pasar en un futuro si no le prestamos atención a las cuestiones de seguridad. Otra de las consecuencias no anticipadas y que ocurre con la adopción de estas nuevas tecnologías es que aumentan la desigualdad. Crean más inequidad en la gente.

¿Cómo hacer para que las tecnologías que usted propone contribuyan a disminuir la desigualdad y no a aumentarla?

Hay ejemplos como los sistemas públicos de wifi, que proveen acceso gratis a internet a los ciudadanos de una ciudad. Supongamos que una compañía o empresa privada es contratada por el gobierno de una ciudad para instalar un sistema de wifi público.

Esta empresa podría querer hacerlo en las áreas más desarrolladas de la ciudad, donde, por lo general, habría más tráfico. Eso dejaría a las áreas menos desarrolladas sin acceso, lo cual crearía más inequidad. Pero es ahí donde deben entrar los planificadores de la ciudad y los legisladores.

No se puede dejar que las compañías hagan lo que quieran. Claro que las empresas tienen que considerar donde hay más tráfico en la ciudad, pero al mismo tiempo hay comunidades marginadas a las que hay que ayudar a conectarse.

Y si se hace de la manera correcta, los sistemas de wifi públicos pueden ser una herramienta que ayude a aliviar el problema de la desigualdad.

No hay duda de que las tecnologías que usted propone tienen atributos muy interesantes y ciertamente pueden mejorar la calidad de vida de las ciudades.

¿Cuáles son los obstáculos que usted ha encontrado que existen en la adopción de estas tecnologías?

Esta ‘ciudad inteligente’ al final del día tiene que ser replicable, escalable y sostenible, lo que significa que si cada ciudad hace lo suyo, no habrá mejores prácticas, no habrá escalabilidad.

Ese no será un buen modelo para que las empresas y las ciudades trabajen. Las ciudades tienen que colaborar no solo entre ellas y las empresas, sino también a nivel mundial, para identificar marcos y estándares para ‘ciudades inteligentes’ y que así todos podamos beneficiarnos del mismo desarrollo.

Para concluir, ¿cuál es el tamaño óptimo de una ciudad?

Si la ciudad es muy grande, el proceso es más lento. Si la ciudad es muy pequeña, podría enfrentarse a restricciones presupuestarias o de recursos. Diría que el tamaño ideal es una ciudad cuya población esté entre los 50 mil y 200 mil habitantes. Son ciudades relativamente pequeñas, pero que pueden moverse rápido en cuanto a la adopción de tecnología.

 

Fuente: www.eltiempo.com

 
Published in Otras Fuentes
pdi-blanco.png

Calle 36 No. 128 - 321, Business Center Edificio A, Zona Franca Zonamerica

Telefono +57 302 384 93 24

Santiago de Cali, Valle del Cauca, Colombia